<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=140733430110391&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Alimentación

LECTURA DE 3.4 MIN

Leches vegetales: ricas, sanas y benéficas

Publicado el 08 junio 2018

52216183_l-364253-edited
     

Las bebidas lácteas no son para todos, pero las alternativas de leches vegetales son una opción con múltiples beneficios para la salud y ninguna complicación.

Hay un sinnúmero de platillos que se consumen con leche: desde los cereales hasta las cremas de verduras, pasando por el café y el chocolate. La leche añade sabor o textura a muchos alimentos y es un ingrediente de suma importancia para los cocineros.

La leche de vaca es el lácteo más común, con una importante producción anual: se calcula que más de 6 mil millones de personas en el planeta consumen leche y productos lácteos. Pero los lácteos no son para todo el mundo. De acuerdo con algunos reportes, el 75% de la población en América Latina es intolerante a la lactosa, un disacárido no siempre fácil de digerir sobre todo conforme el consumidor se hace mayor, pues a más edad el organismo produce menos lactasa, la enzima diseñada para digerir la lactosa. Como salvación han llegado las leches elaboradas de productos del campo, libres de contenido lácteo.

La reina de las leches vegetales, por el tiempo que tiene de existir y por su disponibilidad, es la leche de soya. Los chinos fueron los primeros en emplearla hace ya miles de años. Algunas de las primeras referencias a este producto datan del año 25 D.C., en un mural de la antigua China. En los países de Oriente lejano su uso es extensivo y se le considera una bebida necesaria desde tiempos inmemoriales; su preparación fue ritual durante muchos años y hay una colección de recetas orientales que la tienen como ingrediente fundamental.2Leches vegetales ricas sanas y benéficas

Esta leche se obtiene del remojo de los granos de soya en agua para reblandecerlos y después triturarlos y diluirlos nuevamente en agua (el proceso varía según quien lo haga). Se obtiene un producto de color y textura similar al lácteo, cargado de proteínas, calcio, isoflavonas y aminoácidos, ¡pero sin lactosa! Las ventajas de la leche de soya se han hecho del conocimiento público desde hace ya décadas, aunque sigue sorprendiendo a los científicos con sus propiedades anticancerígenas y su capacidad para nivelar hormonas, entre otras.

La leche de soya es la más popular de las leches vegetales, pero hay otras que en los últimos años le han seguido el paso. Una de ellas es la leche de almendras que, aunque tiene mucho tiempo de existir, ha tomado fuerza recientemente. Las almendras han sido un ingrediente fundamental para la cocina y algunas variantes de leche de almendras se emplearon desde tiempos remotos en buena parte de Europa. La leche de almendras que ahora consumimos también se hace a partir del remojo de la pulpa de las semillas a las que se tritura. Tiene un sabor delicado y es muy buena para la digestión, en parte porque también es rica en fibra; además, tiene buenas dosis de vitamina B12, indispensable para el organismo, y de potasio.

Otra que no se queda atrás es la leche de coco. Para su elaboración, la pulpa de la semilla se muele junto con el líquido que contiene al centro o con agua. El resultado es muy cremoso porque el coco tiene un importante componente graso. Es una leche nutritiva que no sólo tiene muchas de las vitaminas que requerimos para funcionar, sino también minerales como calcio, magnesio, fósforo y zinc. Las leches vegetales son una opción para quien desee vivir libre de lactosa y disfrutar, a la vez, de los placeres de la leche.

 

Referencias

 

Entender la intolerancia a la lactosa en América Latina

History of Soy Milk

Beneficios de la leche de almendras

¿Cuáles son las bondades de la leche de coco?

 

 

Suscríbete a nuestro newsletter

¿Disfrutaste este artículo? No olvides compartirlo

     
¿Qué estás buscando?|