Agricultura Moderna

LECTURA DE 2.7 MIN

Hidroponía: algunos retos

Publicado el 04 diciembre 2017

1Ahidroponia.png
     

La hidroponía es una de las soluciones más adecuadas para garantizar alimento a las poblaciones. A estos cultivos se les llama también “cultivos verticales” y no sólo rinden más alimento, sino que resultan en una economía del espacio. Un huerto hidropónico tiene sus retos y no está libre de plagas. Donde haya vida, habrá vida asociada.

Para las plantas hidropónicas, hay dos amenazas ciertas. Por un lado, están los hongos y mohos. Por el otro, algunos bichos que no tienen compasión y se comen lo mismos sembradíos en tierra que plantas en agua.

Si queremos manejar adecuadamente un cultivo en agua, debemos contemplar muchos elementos que no siempre son tan relevantes sembrando en tierra. Por ejemplo, ¿qué tanto contacto tiene el agua con las raíces?, ¿cuál es el espacio adecuado para que crezcan?, ¿debe ser el mismo para todos los cultivos?

En términos generales, se recomienda buscar la asistencia de expertos para que instalen los materiales adecuados para el crecimiento de un sembradío hidropónico. Si no puedes contar con su asistencia permanente, es importante que sepas qué hacer con dos de los problemas más frecuentes antes mencionados.

2Ahidroponia.png

Hongos: Los hongos están asociados a la descomposición. El más común es el sancocho, un hongo que pudre las raíces de las plántulas e impide su crecimiento. El causante suele ser el exceso de agua. Hay que revisar que siempre sea la suficiente, pero no exceder porque entonces el hongo puede hacer de las suyas. Si ya llegó, lo que hay que hacer es lavar y desinfectar muy bien todo el equipo y dejarlo secar antes de sembrar algo ahí nuevamente. Estos hongos viven en el polvo y pueden pegarse a la ropa, los zapatos y demás. Así que una higiene general y completa es la salvación para iniciar un nuevo cultivo. Es muy importante deshacerse de todos los residuos de las plantas que puedan quedar, antes de una limpieza a fondo. Los hongos, en sus muy distintas presentaciones, pueden vivir como esporas en el aire, adaptarse al agua o quedarse pegados en superficies.

Plagas no microscópicas: Gusanillos como los nemátodos, mosquita blanca, chicharritas… En fin, hay una variedad inmensa de pequeños depredadores de plantas hidropónicas. La solución suelen ser los pesticidas o un nuevo sembradío en el que se controlen mejor las condiciones.

Si quieres mantener sano un cultivo hidropónico, debes cuidar con mucha atención las condiciones del ambiente en el que sembrarás. Es indispensable airear adecuadamente tus plantas, no excederte tener la cantidad de agua precisa, no densificar en exceso tu siembra (cuidar el espacio entre una planta y otra) y darle a tus cultivos la iluminación adecuada. Además, debes siempre deshacerte de las malezas, porque suelen cargar con algunas de las plagas a las cuales tus plantas son más susceptibles en la hidroponía.

 

Nota: cierta información de este texto fue tomada del artículo “Enfermedades de los hidropónicos”, de Wanda I. Almodóvar, publicado por la Universidad de Puerto Rico.

¿Disfrutaste este artículo? No olvides compartirlo

     
¿Qué estás buscando?|