<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=140733430110391&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Agricultura Moderna

LECTURA DE 3.0 MIN

Día Mundial de la Población: más comida no es igual a menos hambre

Publicado el 11 julio 2018

87934480_s-077852-edited
     

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que la producción mundial de alimentos es suficiente para la población actual, sin embargo, 815 millones de personas aún padecen hambre.

En este contexto, el 11 de julio se conmemora el Día Mundial de la Población, establecido en 1989 por el Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo con el objetivo de atender los problemas relativas al aumento de los habitantes del mundo.

El objetivo de la celebración de 2018 es reconocer la planificación familiar como derecho humano. De esta forma, buscan que los ciudadanos exijan a sus gobiernos información y métodos para solucionar el crecimiento desmedido de habitantes y su derecho para determinar la dirección que tendrán sus vidas en el plano de lo familiar.

Factores que alimentan la crisis  

Las estimaciones para 2050 indican que la población será de 10,000 millones en todo el mundo y que se necesitan acciones para producir 50% más alimentos. A pesar de esto, y aunque la mayor parte de los países ha alcanzado progresos significativos en la reducción del hambre y la desnutrición, en países en conflicto el problema del hambre sigue en aumento. Por su parte el cambio climático no solo agrava los problemas para la agricultura sino que contribuye a alimentar las crisis.

En contraste, en los países desarrollados y emergentes, la inseguridad alimentaria y la obesidad coexisten. Los especialistas asumen que el origen de este problema es que escasean los recursos para la obtención de alimentos nutritivos, mientras que los menos saludables e hipercalóricos son fácilmente disponibles y accesibles, ofreciendo nuevos hábitos dietéticos con alto contenido de grasas, azúcares y sales.

  • De 2005 a 2016 la desnutrición infantil crónica bajó de 29.5% a 22.9%
  • 155 millones de niños menores de cinco años padecían desnutrición crónica (2016)
  • 815 millones de personas padecen inseguridad alimentaria y malnutrición crónicas. 489 millones de ellos viven en países afectados por conflictos (2016)
  • De 1980 a 2014 la obesidad aumentó 50%
  • +600 millones de adultos eran obesos, lo que equivale a 13% de la población adulta del mundo (2014)
  • El hambre en el mundo afecta a 11% de la población
  • Una de cada 113 personas en el mundo es refugiada, desplazada interna o está buscando asilo. Esta población es la más vulnerable a los problemas alimenticios
  • 56% de la población de países en conflicto vive en zonas rurales donde depende de la agricultura para vivir

 2Día Mundial de la Población más comida no es igual a menos hambre

Además, conseguir la seguridad alimentaria es complicado porque debe obedecer a distintos objetivos:

  • Toda la población del mundo debe tener alimentos suficientes para satisfacer sus necesidades nutricionales.
  • Los productores de alimentos deben hacer su labor en condiciones dignas.
  • Los recursos deben utilizarse de forma sostenible.
  • Los sistemas de producción de alimentos deben adaptarse a las condiciones actuales.

Alcanzar esta meta requiere promover una disponibilidad adecuada de alimentos nutritivos y el acceso a los mismos, compromiso en el que deben participar sectores privados y públicos, así como los consumidores quienes deben elegir mejor su estilo de alimentación.

Fuente:

FAO (2017). “Cuánto nos falta para alcanzar el hambre cero” FAO. Julio 2018. Disponible en línea: http://www.fao.org/state-of-food-security-nutrition/es/

 

 

Suscríbete a nuestro newsletter

¿Disfrutaste este artículo? No olvides compartirlo

     
¿Qué estás buscando?|