<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=140733430110391&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Alimentación

LECTURA DE 3.4 MIN

Del campo a la mesa: por qué importa la logística alimentaria

Publicado el 08 junio 2018

98077533_l-584943-edited
     

México pierde un 40 % de sus alimentos perecederos por falta de una logística alimentaria adecuada que haga posible que lleguen en perfecto estado a tu mesa.

¿Has visto alguna vez una camioneta llena hasta el tope de naranjas o de guayabas dar tumbos por la carretera? ¿Y te ha tocado ver que esas naranjas o guayabas se caigan al pavimento, estrellándose? Una mala transportación es una de las razones por las que se pierden alimentos antes de llegar a los consumidores. Pero no es la única.

Los alimentos se pierden o se desperdician desde que son cosechados en el campo hasta que llegan a los hogares para su consumo final, por problemas con la recolección, el almacenamiento, el embalaje, la transportación y la infraestructura. También puede deberse a mecanismos de mercado, de control de precios o a marcos institucionales y legales que hacen, por ejemplo, que algunos alimentos se desperdicien por reglas de etiquetado con fechas de caducidad rígidas o mal entendidas.

2Del campo a la mesa por qué importa la logística alimentaria

La pérdida y desperdicio de alimentos “que ni siquiera llegan a la mesa” es el problema más grande en el campo mexicano y de América Latina de acuerdo con la gerente de proyectos de Bancos de Alimentos de México, Almendra Ortiz Tirado.

La propia FAO ha comunicado el grave problema mundial de producir alimentos más que suficientes y, al mismo tiempo, que casi mil millones de personas pasen hambre, además de lo que esta pérdida representa en términos de mano de obra, agua, energía, tierra y otros insumos utilizados en la producción de esos alimentos.

En el caso de México, las mermas postcosechas representan un promedio de 40 % en las cadenas de perecederos (frutas, verduras y flores), mientras que a nivel mundial es del 30 %. El más reciente reporte del Banco Mundial sobre el tema indica que en México se desperdician al año 20.4 millones de toneladas de alimentos por, entre otras razones, una infraestructura inadecuada para almacenarlos y transportarlos, una falta de planeación en la producción, y un consumo irracional en donde nadie planea lo que va a consumir (desde restaurantes hasta los hogares).

A esto hay que sumarle el incremento que se prevé en la demanda de alimentos para una población que en 2030 crecerá en un 20 % de acuerdo con las estimaciones, hasta alcanzar los 135 millones de personas.

Para atender esta problemática se creó en 2015 el Programa Nacional de Agrologística de la Secretaría de Agricultura (SAGARPA), que busca colocar a México entre los 10 primeros países de acuerdo al valor de sus exportaciones agroalimentarias y dentro de los 20 mejores en el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial para el 2030. Actualmente México ocupa el lugar no. 50 en desempeño logístico de acuerdo con el Banco Mundial.



Referencias

Programa Nacional de Agrologística

Estudio para el establecimiento de un Programa Nacional de AgrologísticaPérdida y desperdicio de Alimentos, FAO.

Producción y seguridad alimentaria

Suscríbete a nuestro newsletter

¿Disfrutaste este artículo? No olvides compartirlo

     
¿Qué estás buscando?|